Consejos

    Para poder descansar bien por la noche, puede empezar simplemente con mejorar sus hábitos de día y crear un ambiente mejor para dormir.
    Más abajo encontrará consejos esenciales para dormir bien, recomendados por Silence. ¡Prepárese para dormir bien!

    Hábitos de día

    • Intente hacer algo de ejercicio como caminar o entrenar por la tarde.
    • Evite dormir la siesta por la tarde, ya que esto hará que tenga menos sueño por la noche.
    • Evite las bebidas estimulantes que contengan cafeína como el té, café, y bebidas energéticas.
    • No tome un chupito por la noche. Beber alcohol antes de dormir le hará tener sueño pero tiene un efecto negativo en la calidad y cantidad de sueño durante la segunda parte de la noche. Haga una comida ligera por la noche para asegurarse de que no le dé hambre pero evite las comidas pesadas ya que con el estómago lleno no podrá conciliar el sueño.
    • Procure irse a la cama y despertarse a la misma hora todos los días, así podrá lograr un buen ritmo de día-noche y mejorar la calidad de su sueño.
    • Evite las actividades estimulantes  como ver televisión, trabajar con el ordenador o hacer deporte.
    • Desarrolle un ritual de irse a la cama para preparar su cuerpo y su mente para dormir, p.e., ir apagando las luces, ponerse el pijama, cepillarse los dientes…

    Ambiente para dormir:

    • Ventile su habitación bien durante el día.
    • Asegúrese de que la habitación está suficientemente oscura para dormir.
    • Evite tener una temperatura alta en el dormitorio; la temperatura ideal debería estar entre 15° y 17°.
    • Asegúrese de tener una cama suficientemente cómoda y grande, elija una almohada con la que se sienta a gusto.
    • Use el dormitorio para dormir y relajarse, no lo use para ver la TV, comer, trabajar, etc.

    Antes de acostarse:

    • Dese un baño o una ducha caliente y relajante.
    • Bébase una taza de leche caliente con o sin miel, como prefiera.
    • Escuche música relajante, lea un libro.
    • Haga ejercicios de relajación y respiración, como yoga.