La importancia del sueño

    Es esencial no pasar por alto la importancia del sueño. Dormir es lo más importante para ayudarnos a cuidar nuestro bienestar y aspecto. Dormir suficiente se encuentra entre los mejores mecanismos de defensa que tenemos para estar sanos y controlar nuestro estrés. En general, los adultos más sanos necesitan una media a ocho horas de sueño para poder funcionar bien al día siguiente.

    Seis razones para dormir suficiente:

    1. Aprender y memoria:

    Dormir ayuda al cerebro a memorizar la nueva información mediante un proceso llamado consolidación de la memoria. En estudios realizados, la gente que se durmió tras aprender una tarea obtuvo mejores resultados en las pruebas.

    2. Metabolismo y peso:

    La falta de sueño puede producir aumento de peso al afectar la forma en que nuestros cuerpos procesan y almacenan los carbohidratos y al alterar los niveles de hormonas que afectan nuestro apetito.

    3. Seguridad:

    La falta de sueño hace que se tenga una mayor tendencia a quedarse dormido durante el día. Estos lapsos pueden producir caídas y fallos tales como errores médicos y accidentes de tráfico.

    4. Humor:

    La pérdida de sueño puede producir irritabilidad, impaciencia, imposibilidad de concentrarse y cambios de humor. Dormir muy poco también puede producir un exceso de cansancio para poder realizar las cosas que se quieran hacer.

    5. Salud cardiovascular:

    Los trastornos relacionados con dormir mal se han relacionado con la hipertensión, el aumento del nivel de las hormonas del estrés y a un ritmo cardíaco irregular.

    6. Enfermedad:

    La falta de sueño altera la función inmunológica. Dormir bien, por el contrario, puede ayudar a luchar contra el cáncer.